shutterstock_627746930

Hace poco una de nuestras lectoras me preguntaba acerca de las mascarillas de huevo, muchas mascarillas son con yemas y otras con claras así que quisiera que hoy habláramos de la diferencia de resultados entre estas dos.

shutterstock_468388301

La clara del huevo tiene muchas propiedades, fortalece nuestro cutis y el cabello por lo que es un ingrediente excelente para detener la flacidez de nuestro rostro. También libera nuestro cutis de impurezas por su buena función de limpieza y por si esto fuera poco también ayuda a reducir las bolsas en los ojos.

Algunas mascarillas serian:

  • Para las arrugas:

Esta mascarilla de huevo te ayudará a reducir esas arrugas que se empiezan a formar cerca de tus ojos y en la comisura de tus labios. Necesitas mezclar una clara de huevo con una cucharada de harina de trigo y una cucharadita de miel. Aplica esta mascarilla en el rostro y enjuaga después de 5 a 10 minutos.

  • Eliminar espinillas y puntos negros:

Bate la clara con un tenedor y aplica una capa de la clara batida con una brocha sobre tu rostro. Concéntrate en la zonas donde se acumula más grasa como la nariz, los pómulos o la frente.

Luego de aplicarla coloca dos hojas finas de papel higiénico sobre los pómulos y el resto de la cara, cuando termines crea otra capa con la clara de huevo y el papel higiénico o las toallas húmedas. Deja actuar por 30 minutos. Cuando la mezcla esté completamente seca, remueve los trozos de papel hacia arriba. Enjuaga con agua tibia.

  • Reduce las bolsas en los ojos: 

Para esta mascarilla sólo necesitarás un hisopo de algodón y la clara de huevo. Limpia bien tu cara. Luego bate la clara de huevo en un recipiente y con la ayuda de un hisopo aplica una fina capa de la clara en las partes más afectadas. Déjala actuar durante 10 minutos y luego enjuaga tu rostro con agua tibia.

Por otro lado la yema del huevo por ser una fuente de ácidos grasos y vitaminas es un buen tratamiento para las personas que tienen que luchar con la resequedad de su piel.

La mascarilla para resequedad seria así:

  • Mezcla una yema de huevo con una cucharadita de aceite de oliva y zumo de limón. Úntala uniformemente por todo el rostro y escote y déjala actuar 15 minutos.

Espero que haya sido muy beneficioso para ustedes, recuerden que cualquier duda pueden escribirme a pashion504@gmail.com

 shutterstock_86271487

Written by Monica Tobon de Ponce

    2 Comments

  1. Erika Oviedo July 11, 2017 at 3:03 am Reply

    Yo la utilice la de clara de huevo y se las súper recomendó.

Leave a Comment

Leave a Reply