Hace unas semanas me compre en Tiendas Carrion unos polvos de Christian Dior que son ¨invisibles¨ (Diorskin Forever Pressed Powder), estaba feliz con mi compra pues conseguí estos polvos que se adhieren a tu piel haciéndolos imperceptibles (ya que mi esposo odia verme muy maquillada e incluso sentir el olor del maquillaje). Resulta que mi hijo de dos años agarro la bolsita y la dejo caer, haciendo que mi nueva adquisición quedara en pedacitos. No la quise volver a utilizar porque cada vez que la abría hacia desastres, además que se pegaba un exceso de polvo a la esponja pero tampoco me atrevía a botarla.

Navegando en internet me encontré una idea buenísima para poderlos arreglar, y la quiero compartir contigo pues se lo frustrante que puede ser quebrar un maquillaje nuevo. Es muy sencillo!

Primero envuelve los polvos con plástico transparente, trata de que el papel quede ajustado para que el polvo no se vaya a salir.

Con una espátula deshaz tu maquillaje por completo para convertirlos en polvo suelto
Quita el plástico y agrégale 10 veces un gotero entero de alcohol de 70% (lo puedes conseguir en tiendas de arte), funciona muchísimo mejor para esto que el típico alcohol que consigues en las farmacias.

Ahora tus polvos tienen la textura de una esponja y están súper moldeables, aprovecha para compactarlos con tu espátula y darles la forma adecuada.
Con una brochita para sombras empareja la superficie y deja secar unas horas.

Te sorprenderás cuando veas que lucirá como que nunca paso nada!(Unas gotas de este alcohol también te podrán funcionar a la perfección si quieres reactivar unas viejas sombras en crema.)

Imagen
Written by Monica Tobon de Ponce

Leave a Comment

Leave a Reply