Imagen

En lo personal me inclino más por los tonos neutros y el negro. Por eso para el diario mi maquillaje se basa en delineador negro solamente, pero me estoy aburriendo de lo mismo todos los días. Buscando ideas me encontré con estos 4 tips para utilizar un poco de color para ir al trabajo sin la preocupación de estar sobre cargada o poco formal. La clave está en cómo y dónde aplicas el color.

1. Elige solo 1 color y aplícalo a solo 1 parte del ojo. Ya sea sobre la línea de las pestañas, o en el lagrimal, o en la parte exterior del ojo. (1 color, 1 lugar = aplicación estratégica)

2. Siempre combina un color con un neutro. El color neutro automáticamente baja la tonalidad y lo hace más apropiado para el trabajo.

3. Elige un color entre las tonalidades suaves a medianas. Los colores más oscuros son más dramáticos. (si quieres utilizar un color oscuro mantenlo cerca de la línea de las pestañas)

4. Si le tienes miedo al color, empieza con morados o verdes. Estos tonos lucen bien en cualquier color de ojos y piel además de no ser tan vivos como otros, esto los hace muy apropiados para el día.

#1 Sobre La Línea de las Pestañas

#2 En la Esquina Exterior

#3 En Todo El Parpado

#4 Interior del Parpado

Haz el intento!! Todos los productos que te muestro en esta publicación los puedes encontrar en Tiendas Carrión.

Written by Monica Tobon de Ponce

Leave a Comment

Leave a Reply